12 cambios para regular tu peso-capítulo 1: Regula tus hormonas

12 cambios para regular tu peso y 100 días para salvar tu vida: #retopaleo100días
mayo 24, 2016
12 cambios para regular tu peso-capítulo 2: Estimula la partición energética al músculo
mayo 27, 2016

Regular tu peso corporal, sin regular antes tus hormonas, es sin duda, el mejor plan para el fracaso. Tenemos demasiadas hormonas implicadas en nuestras necesidades y emociones como para pretender recuperar la salud sin contar con ellas.

 

“Regula tu peso desde dentro”

Los planes antiguos no funcionan, no lo ha hecho. Vamos de mal a peor. Acometemos planes de regulación del peso comenzando por comer menos y gastar más, para que la diferencia entre calorías que gastas y comes sea muy grande y consigas mejores números en la báscula. Comemos menos y menos, y comemos triste, comemos sin sabor, comemos lo mismo cada día, comemos ensalada y pechuga de pavo. Comemos poco, tenemos hambre, perdemos inicialmente peso, luego se estanca. Tenemos que comer menos para seguir perdiendo peso, pero así tenemos más hambre, estamos mas apáticos y mas tristes. “Este plan no me gusta”. Voy a abandonar el plan por un tiempo. Ya lo vuelvo a retomar más adelante. Ahora no tengo fuerzas para pasar hambre”.

¿ Te suena?

_MG_9323-Recuperado

Además de este trastorno de la felicidad, bajar las calorías ingeridas exige de hilar fino si no queremos afectar a nuestro metabolismo. El gasto calórico total de nuestro cuerpo resulta de la suma de 2 aspectos principales: el gasto calórico por la actividad que realizamos en nuestras actividades de la vida cotidiana cuando limpiamos, recogemos, hacemos la comida, en nuestro trabajo y durante a la actividad física, y el gasto que corresponde a lo consumido por nuestro organismo en el simple hecho de mantener vivas nuestras células: el metabolismo basal. Éste último, sigue ordenes desde varios órganos y centros cerebrales, pero de uno sobre todo: la tiroides. Esa glándula emisora de hormonas como T3 y T4, dirige en tan parte la fuerza de nuestra tiroides, aumentado o enlenteciendo nuestro metabolismo. Pues esta glándula, es muy sensible a su vez, a las órdenes que le envía una zona del cerebro denominada hipotálamo, del que nace la hormona que estimula a la tiroides para que produzca más o menos T3 y aumente o frene el metabolismo.

¿Qué relación tiene esto con comer poco?

Pues muy sencilla: si durante varios días, comemos pocas calorías, a un nivel que sea inferior a la cantidad de calorías que consume nuestro metabolismo basal, nuestro hipotálamo, va a enviar una orden a la tiroides para que secrete menos T3 y así gaste menos calorías. Es decir, un ambiente de excesiva restricción calórica, “asusta“ a nuestro cerebro más arcaico, y enlentece nuestro metabolismo, para salvar más calorías. _MG_9810

¿Qué dos situaciones confluyen ahora?

Hambre + metabolismo lento, y esto es igual a un mayor exceso de calorías cuando vuelva a normalizar mi ingesta, y con ello un desenlace   tan común: Recuper el peso perdido, incluso superarlo. ¿Esto es el “efecto rebote”? Esto es desregular tus hormonas.

De forma esquemática:

El mal plan que siempre has usado:

MOVERTE SIN GANAS

 + 

COMER MENOS 

PASAR HAMBRE

=

BAJAR PESO REGULAR HORMONAS  REGULAR APETITO.

Un buen plan :

REGULAR HORMONAS  REGULAR APETITO   COMER MENOS SIN PASAR HAMBRE

=

PERDER PESO

+

MÁS ENERGIA 

MOVERSE CON GANAS

La diferencia en muy grande, pasarás del clásico plan de entrenar sin ganas y pasar hambre para bajar de peso, el cual querrás abandonar lo antes posible, a un plan que se convertirá en tu estilo de vida, pues moverte con  ganas y energía y no pasar  hambre, te hará perder peso a travéés de un plan en el que te encontrarás feliz. Luego vamos a detallar qué hormonas tenemos que regular y cómo:

_MG_0489

Regulación de las catecolaminas

Son las hormonas de la actividad: Adrenalina, Noradrenalina y Cortisol. Necesitamos que estas hormonas estén elevadas durante el día, pues son las encargadas de que se disponga energía en sangre para que nuestros músculos la usen, es decir, son “la orden” para que se movilicen las grasas almacenadas en forma de triglicéridos en nuestros músculos y es nuestro tejido adiposo, y pasen al torrente sanguíneo para ser oxidadas en forma de energía. Sin ellas, no podemos “sentir” la energía de movernos, y no pondremos en circulación toda la energía que tenemos almacenada, desviándonos a un consumo de los carbohidratos almacenados, los cuales son agotables y estimulantes del apetito y de la esclavitud por los azúcares.

Clave en la regulación: la luz: un despertar con mucha luz natural, trabajar en un entorno con claridad y luz natural, o si fuera con luz artificial , lo mas blanca posible y pasar al menos 20 minutos al sol del medio día y a partir de la noche, prescindir de la luz blanca y azul, son las bases de una estimulación de nuestras hormonas de la actividad y la energía.

Regulación de la Dopamina

Es la hormona de la voluntad. Esta hormona es la clave de las “ganas de moverse”. La Dopamina nos motiva hacia el movimiento, te dice: “Ey…levántate del sillón y muévete…te va a encantar”. La Dopamina regula el “Circuito de la Recompensa”, un nexo de neuronas y núcleos cerebrales que se ordena si damos las respuestas correctas a necesidades concretas, concluye en altas dosis de Dopamina y por ende, en  motivación para moverse.

Clave en la regulación: sólo beber agua cuando tengas sed, sólo comer fruta cuando tengas ganas de dulce y…moverte cuando sientas ganas de desentumecerte, es decir, dar a ty cuerpo respuestas y acciones correctas a tus necesidades. Es así de sencillo.

Regulación de las hormonas metabólicas Insulina y Hormona de Crecimiento. 

La insulina en la hormona que secreta el páncreas cuando aumenta el nivel de la glucosa en sangre, y la transporta al interior de las células. Es una hormona anabólica, es decir, estimula la construcción de tejido: graso y muscular. Bloquea la combustión de grasa como combustible y estimula a la hormona de crecimiento en sus funciones de regeneración nocturna de tejidos y en la fabricación de nuevo músculo. Si esta continuamente elevada, nos dirige hacia un almacenamieto constante de energia en forma de grasa y no permite que éstas se consuman. Debemos de permitir que aumente poco y pocas veces al dia. Las necesarias.

Clave en la regulación

No comer muchas veces al día, y no ingerir alimentos de alta densidad de carbohidratos, sobre todo aquellos que artificialmente superen el 20% como los refinados de harinas de cereales y los concentrados de fruta. Come alimentos, no productos.

Regulación de las hormonas del apetito Leptina, Grelina y NPY. 

La Leptina se secreta mayormente desde los adipocitos, y una vez que llega al cerebro nos sacia las ganas de comer. La Grelina y el Neuropéptido Y, lo contrario, lo aumentan. Así se regula nuestro apetito. ¿Qué se tuerce con el sobrepeso? Pues que la excesiva producción de Leptina genera resistencia en los receptores de la misma en el hipotálamo, es decir, perdemos la capacidad de sentir su llegada al cerebro,por lo que éste no se sacia, y continúa con hambre.

 Clave en la regulación : es sencillo, tienes que perder grasa. Así de fácil. Y para ello, tienes que regular el resto de hormonas.

Regulación de la hormona energéticas T3 

Es la hormona que secreta la tiroides y que acelera o frena el metabolismo basal de cada uno de nosotros. Comer menos calorías que las que consume nuestro metabolismo, estimula su depresión y por consiguiente la disminución del gasto calórico basal, y de el gasto total de energía en el día.

Clave en la regulación: un alto flujo energético, es decir,comer mucho y gastar mucho, generando un déficit calórico, pero con una elevada entrada y salida de energia del cuerpo. Ello activará tu metabolismo, que es lo que necesitas.

_MG_0322-Recuperado

En los próximos días, tendrás el capítulo 2, y en una semana podrás comprar en tu librería ” 100 días para salvar tu vida” mi último libro que sin duda…te va a salvar la vida.

Gracias.

2 Comments

  1. Ileana Solla dice:

    Saludos Airam:
    Vivo en Puerto Rico y he estado leyendo acerca de la Dieta Paleo y me interesa mucho comenzar con la transformación de mi estilo de vida alimentaria. El libro del que usted habla estará a la venta en Amazon o en otros lugares de internet? Se va a distribuir en Puerto Rico?
    Gracias por compartir sus consejos y por aportar a mejorar nuestra calidad de vida

    Ileana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + uno =