Bienvenidos a mi blog

Segundo Encuentro Summit Paleo
junio 30, 2015

Me interesa el ser humano. Su bienestar y su felicidad. Y me considero un observador constante de la realidad que nos rodea. Por eso hace tiempo que me di cuenta de que olvidó cómo moverse, o mejor dicho, olvidó moverse. Si a esto añadimos que vivimos en una sociedad mayoritariamente sedentaria, las conclusiones a las que llegaremos no son muy halagüeñas de cara al cuidado de la salud de la mayoría de la gente. Y esa es una de mis mayores preocupaciones, porque me dedico a una disciplina que, entre otras finalidades, persigue el bienestar y la salud por encima de todo.

Mi experiencia vital y el estudio me han llevado a la conclusión de que el hombre de hoy no ha cambiado tanto en su estructura y composición comparado con sus antepasados de hace milenios. Y los genes no los podemos cambiar, de modo que tenemos una necesidad definida genéticamente para movernos. En realidad se trata de recuperar habilidad y movimiento, que es lo que realmente nos falta. Aquí es donde encontré la clave para desarrollar un método de entrenamiento físico al que denominé Paleotraining y que hoy sigue siendo el centro de mi investigación, aparte de mi vida.

Recuperar los movimientos del hombre primitivo –correr, andar, cargar, tirar– y acercarnos a su dieta, pueden convertir nuestro día a día en una experiencia más gratificante y saludable. Gracias al Paleotraining podemos aprender a movernos correctamente de nuevo y aprender a comer de acuerdo con nuestras necesidades reales, algo tan fundamental que no deberíamos haberlo olvidado nunca.

Creé el concepto “sala Paleo” para definir el lugar en el que desarrollo mi método de trabajo, que continúa en un proceso evolutivo y de investigación ocupando la mayor parte de mi tiempo. Y para dejar constancia del mismo, escribí Junto a Carlos Pérez el libro “Paleotraining”, recogiendo los conceptos principales de esta disciplina.

Una obra que madurará al mismo tiempo que esta disciplina. Observo a los practicantes y formo a nuevos entrenadores de Paleotraining, gracias a los cuales este método se expande cada vez más. Al mismo tiempo continúo mi formación, porque creo que el Paleotraining se merece llegar a ser considerado como científico. Sus pilares y su desarrollo así lo confirman.

Si hay algo que me mueve de verdad es ver mejorar a la gente; observar cómo recuperan la motivación, la alegría y su nivel de autoestima. Y he comprobado que esto se puede conseguir con el Paleotraining.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − uno =