La obesidad:de la complejidad a lo sencillo

12 cambios para regular tu peso-Capítulo 12: “Riéte” del Stress.
Junio 13, 2016
De como se usa mal la ciencia hasta la saciedad.
Noviembre 29, 2016

¿Es la obesidad un proceso complejo y difícil de tratar o lo podemos reducir a algo mucho más sencillo y de fácil solución?

En la actualidad existen dos claras corrientes de profesionales y de pensamientos  que expresan su batería de causas y soluciones para el mayor problema del mundo actual: la obesidad.

Aquellos con un modelo completo a la vez que complejo, lleno de interconexiones que cada vez tienen mas vías de salida y entrada, el cual se “esquematiza” el conocido como el Obesity System Influence Diagram o diagrama de sistemas que influyen en la obesidad, y que tiene esta representación:

Obesity System Influence Diagram

Aunque a mi personalmente me gusta más ésta que es más dinámica.

Y por otro lado están aquellos que definen el superávit de kilos a través de una fórmula más reduccionista que seguro les suena más:

caloric-deficit

No lo tengo claro. Me vuelvo filósofo por horas, medito sobre el tema y me pregunto : ¿quién tiene razón? Parece a simple vista que la opción más compleja, llena de justificaciones fisiológicas, por el simple hecho de interconectar mucho procesos fisiológicos qué sabemos  están involucrados en el estatus energético de una persona, tienes más cuerpo y razón.

Y parece también, que un modelo más simplista, no alcanza a justificar la verdadera razón del aumento del peso global del ser humano en la tierra. Razones fisiológicas, razones hormonales, razones psicoemocionales, razones económicas, razones de estima y autovaloración, razones genéticas, razones evolutivas, razones transgeneracionales, etc… son sin duda una visión muchísimo más profunda y muchísimo más aguda del problema actual de obesidad el este mundo, que una simple suma y resta.

Justificar que la versión el mundo es una simple cuestión de calorías ingeridas y calorías gastadas es sin duda un atrevimiento al que no quiero contribuir, y evidentemente me posicionó bajo la opción complejista que justifica este exceso de calorías almacenadas. Eso está claro. Eso es así. Seguro.

Pero por otro lado me hago la siguiente pregunta: ¿estamos consiguiendo con esta profundidad justificativa complicar la solución o facilitarla? Si cuando alguien se encuentre con un problema de obesidad personal, le planteamos que la solución pasa por aplicar acciones en cada uno detonantes del diagrama de influencias…¿alejamos al humano paciente o lo acercamos a la solución?

Por otro lado ante una justificación simplista donde las acciones de mejora de su peso pasarían por una acción contraria igualmente simplista de gastar más y comer menos, pero la vez con menos posibilidades de éxito…¿estamos abandonando el fracaso al humano paciente?

¿Qué hacemos ?¿ Apostamos por una fácil solución pero con errores y con poca probabilidades de éxito a través del ataque totalmente parcial del problema,  o nos focalizamos en una acción compleja y sin errores pero con pocas igualmente probabilidades de éxito por exceso de complejidad de las acciones a acometer?

Pensemos …¿qué es más rentable: una mentira parcial o una verdad inalcanzable?

Como en muchas cuestiones, puede que la solución esté en una posición intermedia, en la que prioricemos aquellas acciones de mayor importancia un impacto y dejemos de lado aquella menos relevantes para cada persona individualmente. Es decir , es un buen plan, que sea mejor que el plan perfecto.

Y bajo este abordaje mixto ¿cuál sería la contracción de regulación  más relevante?

¿El balance calórico?

¿La regulación hormonal?

¿La comida real?

Es complejo decidirse y probablemente innecesario, pues existe la posibilidad de hacer un abordaje en parte simplista pero que implique simultáneamente la contracción sobre varios de los más importantes aspectos que detonaron la obesidad.

Así les propongo este pequeño diagrama que implica la acción de dos aspectos y dos subaspectos de enorme impacto:

Obesity System Influence Diagram

Lo explico:

Necesitamos un balance calórico negativo y una regulación-paz hormonal. ¿ Cómo?

  1. Elevando el flujo energético (estudio), es decir, la cantidad de calorías que salen y entran en tu cuerpo y cerebro diariamente. No es lo mismo perder -500 calorías al día comiendo 1500kcal y gastando 2000(flujo energético de 3500kcal), que conseguirlo igualmente gastando 3500 y comiendo 3000 kcal(flujo energético de 6500).
  2. Elevando el % de alimentos vivos y sin procesar en nuestra ingesta diaria, lo cuál nos garantiza casi elevar la saciedad y disminuir el apetito , con lo que se calmará el hambre química y la tendencia a bajones energéticos , y elevar la densidad nutricional de lo que comemos a la vez que disminuir la densidad calórica innecesaria que existe dentro de un modelo nutricional basado en los productos procesados.

Bajo el amparo de la evidencia empírica que me soporta(>5000 humanos de intervención), he visto como comer #comidareal y realizar diariamente #entrenamientoreal son sin duda alguna los grandes jefes de la regulación del exceso de peso en los humanos, porque estas dos acciones alcanzan otras muchas implicaciones a nivel hormonal, a nivel de saciedad y apetito, a nivel emocional, incluso a nivel genético: Pareciendo un abordaje simplista , para nada lo es.

¿ No me he explicado claramente?

Pues te lo voy a explicar más sencillo y claro aún:

Come mucho de la comida con la que tu cuerpo y mente llevan en contacto millones de años y muy muy poco de la recién inventada. No creas a la industria alimenticia , solo quiere vender barato, tú y tu salud le importan poco más de nada.

Y métete esto en la cabeza y grábatelo a fuego si hace falta: si comes, bebes agua y duermes a diario…tienes que moverte a diario: entrena y mantén una vida cotidiana activa a diario. A diario. Cada día. Hay que descansar de vez en cuando, ya lo sé. Este tema es hasta un capítulo de mi libro #100díasparasalvartuvida, pero los días de actividad deben de sobrepasar con creces a los de descanso. Es así. Comer, beber dormir y moverse tienen el mismo nivel de importancia. No puedes comer, beber y dormir a diario y moverte 2 días en semana…no salen las cuentas. No funciona así. ¿ Verdad que no dejas de comer ni de beber ningún día? Pues debes de entender que el moverse es igual de importante. Y no vale con ir 45 minutos a entrenar #paleotraining o #crossfit o #spinning; por mucho que sudes, no te engañes, no son suficientes. Debes de mantener una vida activa, minimizando todo lo que puedas las horas sentado, y aumentando todo lo que puedas las horas caminando, cargando cosas siempre que puedas y con la mente activa y creativa siempre.

Sólo así saldrá la ecuación favorable. Sólo así ofreces a tu mente y cuerpo lo que necesita para no pedirte comer o beber #comidanoreal, para no pedirte que te tumbes y no te muevas…para que te llenes de energía y ganas de vivir y reír. Sólo así te sentirás humano.

2 Comments

  1. manuel dice:

    Buenos dias Airam,
    Ayer me compré tu libro, 100 dias para salvar tu vida y te queria felicitar por hacer tan buen trabajo.
    Tengo una duda referente al entrenamiento que propones, yo tengo 44 años, 2 hernias discales no operadas, l4-l5 y l5s1, algunos dias tengo ligero dolor ciatico, crees que es posible que siga completamente tu entrenamiento?

    Muchas gracias

  2. Buenos días Airam,

    ¿a qué te refieres con alta densidad nutricional?

    Muchas gracias por el artículo. Creo que aunque el conocimiento debe ser profundo (y holístico) del problema, debemos hacerlo muy muy masticable para la población no científica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + 14 =