No hemos cambiado…nos hemos deformado.

Problemas comunes con soluciones sencillas
julio 6, 2017
Claves para reprender a correr(Human-Running)-Capítulo 1
septiembre 6, 2017

Sin duda estamos ante una cambio de la especie humana

Ya no hablo de la tendencia humana a matarnos entre nosotros, destruir el entorno y suicidarnos lentamente a partir de hábitos que nos prometen el placer del “ya” pero obvian el sufrimiento del “mañana”. No, este el post es para profundizar sobre un tema que tanto me apasiona y que en un día cualquiera de elucubración personal, termino concluyendo con pavor en algo que me asusta:

Foto 1:mujeres de 1930 en ropa de baño.

El ser humano necesita de una especie superior que atente contra nosotros, pues esta total  superioridad con respecto  a otras especies, adolece el estrés con el que hemos vivido desde que nacimos y que tanto necesitamos. Su ausencia nos conduce contra la Tierra, contra la Humanidad y contra nosotros mismos.

Ahí lo dejo: es la primera vez en la historia de la Humanidad que no tenemos otra especie que  atente contra nosotros y hemos creado una propia: los” Zooman”, un ser muy peligroso, que mata humanos, destruye la Madre Tierra, y se suicida lentamente mientras frivoliza sobre sus actos, se jacta de los pocos que no se comportan como ellos, y costea sus malos hábitos sobre las espaldas de los que viven por la salud y la felicidad.

Pero insisto que no voy por ahí, me estoy refiriendo en este caso a la simple transformación física del ser humano. La más rápida y burda hemeroteca nos revela con estupor la cruda realidad

Foto 2: hombres nudista de 1934 en Madrid

Foto 3: Generación actual de familias obesas.

No hemos cambiado, nos hemos deformado. Existen una serie de datos que lo ponen de manifiesto:

Un clásico, el IMC: peso /altura al cuadrado, indica en cierta forma el volumen que ocupas y estos son los datos: en el momento del nacimiento, el valor medio del índice de masa corporal suele ser de 13, valor que aumentará hasta 17 durante el primer año de vida para ir progresando hasta alcanzar un valor mediano de 21 a los 20 años de edad.

Los ultimo 40 años han sido un sin parar en la evolución ascendente del IMC, y no precisamente por estar más fuertes.

   


Figura 1: evolución del IMC hombres/mujeres en los últimos 40 años

Figura 2: mapa de BMI en el mundo.

 

Figura 3: tendencia en el número de obesos y obesos severos por región 

Esto indica que los hombres y las mujeres de todos los países estamos ganando peso graso cada año. Indica el autor del “3er chimpancé” , Jared Diamond, que a partir de los 20 años lo americanos pierden 200 gramos de músculo y ganan 500 gramos de grasa por año.

Sin embargo muchos somos los que pensamos que el  % de grasa es un mejor predictor del sobrepeso o la obesidad(estudio).


Figura  4: muestra la correlación entre el IMC y el porcentaje de grasa corporal (%BF) de 8550 hombres en una estadística realizada por el National Health and Nutrition Examination Survey. Los datos en el cuadrante superior izquierda y en el derecho inferior muestran algunas limitaciones del IMC.

En otro estudio, todas las mujeres que presentaban un IMC igual o superior a 30 tenían un porcentaje de grasa corporal mayor del 33%, pero se observó que el 46,7% de las mujeres que presentaba más de un 33% de grasa corporal tenía un IMC menor de 30, por lo que siendo obesas según su porcentaje de grasa, no eran obesas según el IMC.

Pero existen en la actualidad otros términos y datos que son de especial transformación y de mi gran interés.

  • Masa ósea = chasis
  • Masa muscular = motor
  • Masa adiposa = lastre

Figura 5:  Extraída del temario del profesor Carlos Ríos, del Curso Experto en Composición Corporal, vemos como diferentes pesos y complexiones pueden tener el mismo índice músculo-óseo.

A partir de los siguientes conceptos, tenemos los siguientes indices:

Índice músculo-óseo o motor-chasis

Parece sencillo de entender y hace referencia a cuanto músculo debemos tener por cada kilo de hueso. Como vemos existen diferencias en la población:Figura 6: Extraída del temario del profesor Carlos Ríos , del Curso Experto en Composición Corporal, vemos la curva de predominio del IMO en hombres y mujeres.

  • Mujeres: mínimo 2,5 kilos de músculo por kilo de hueso, el máximo 4,7 kilos de M/O, situándose un mediana de 3,44+/- 0,44
  • Hombres: mínimo 3,2 kilos de músculo por kilo de hueso, el máximo 5,2 kilos de M/O, situándose un mediana de 4,28+/- 0,49

Podemos tener en cuenta que si el peso óseo de una persona, que se estima a través de la formula de Rocha, y que se sitúa con frecuencia alrededor del 14% +/-2% del peso ideal de una persona, podemos a su vez estimar igualmente cuál es el peso muscular mínimo y óptimo de esa misma persona.

Pondremos 2 casos para que lo veamos mas fácil:

Sujeto 1:

  • Hombre
  • Franja de peso ideal = 70 kilos +/- 5% (por ejemplo).
  • Peso óseo= aprox. 15% =10,5 kilos aprox.
  • Peso muscular ideal = peso óseo x media Índice MO(4,28+/-0,49)= 44,94 kg +/- 5,14 kg (de 39,80 kg a 50,10 kg).
  • Valor mínimo de peso muscular = 10,5(peso óseo) x 3,2(IMO mínimo en hombres)=33,6 kg
  • Valor máximo de peso muscular = 10,5 (peso óseo)x 5,2(IMO máximo en hombres)=54,6 kg

Sujeto 2

  • Mujer
  • Franja de peso ideal= 60 kilos +/- 5%
  • Peso óseo = aprox. 13%=7,8 kilos aprox.
  • Peso muscular ideal= peso óseo x media Indice M-O(3,44+/- 0,44) = 26,83 +/- 3,43 kg (26,83 +/- 3,43 kg): de 23,40 a 30,26 kg).
  • Valor mínimo de peso muscular = 7,8(peso óseo) x 2,3(IMO mínimo en mujeres) = 17,94 kg
  • Valor máximo de peso muscular = 7,8(peso óseo) x 4,6(IMO mínimo en mujeres) = 35,88 kg

  1. Figura 7:Tabla de valoración del IMO

¿Qué ocurre en la actualidad?

Les doy los datos de mi base de datos de 4027 usuarios a 21/07/2017 (hombres y mujeres de 18-50 años):

  • Hombres: 2236
  • Mujeres: 1691
  • IMC medio hombres= 25,4
  • IMC medio mujeres=24,02
  • Peso óseo hombres/% peso óseo=10,94 kg/13,85%
  • Peso óseo mujeres/% peso óseo=8,75 kg /13,64%
  • % muscular medio Hombres: 43.55%
  • % muscular medio Mujeres: 40.46%
  • % grasa medio Hombres: 18.59
  • % grasa medio Mujeres: 25.04
  • IMO medio en hombres= 3,14
  • IMO medio en mujeres =2,97

Ahora podemos calcular cuanto sería el peso muscular ideal medio de esos sujetos, multiplicando el peso óseo medio, por el IMO medio ideal.

Hombres 

  • Peso muscular ideal para ellos según IMO medio =10,94 kg x (4,28 +/-0,49)=46,82 kilos (+/- 5,36)=41,19/51,91 kg
  • Peso muscular real medio(IMO medio x Peso óseo medio)=3,14 x 10,94= 34,35 kilos
  • Valoración:-12,47 kilos de músculo menos que la media y a –6,84 kilos del valor mínimo
  • Clasificación: MUY BAJO

Mujeres:

  • Peso muscular ideal para ellas según IMO medio= 8,75 kg x 3,44 kg(+/- 0,44)=30,1 kg(+/-3,86 kg)=26,24 kg/33,96 kg
  • Peso muscular real medio=(IMO medio x Peso óseo medio)=2,97 x 8,75=25,98 kg
  • Valoración:-4,12 kilos de músculo menos que la media y a 0,26 kilos del valor minimo
  • Clasificación: MUY BAJO

Conclusión 

Existe una desproporción M/O y o lo que es lo mismo “Desmusculación”. Los zooman nos hemos desmusculado. Vemos el % de músculo de poblaciones tribales donde el hombre posee con facilidad un 50% de músculo, y la mujer un 45%. Los números actuales, ya los ven.

Tenemos una nueva especie humana con poco músculo con respecto al peso óseo que tiene los siguientes efectos:

1.Osteoporosis (estudio): a menor masa muscular, menor fuerza y  mayor pérdida de densidad ósea de osteoporosis .

2.Perdida de la silueta erguida, por tendencia a la flexion anterior .

Índice adiposo/muscular o “lastre/motor”

Indica la cantidad de kilos de grasa debemos de tener por cada kilo de masa muscular. Lo óptimo se sitúa en :

  • hombres entre 0,3 y 0,8; luego un índice mayor, es exceso de grasa por kilo de músculo magro
  • mujeres entre 0,6 y 1: luego un índice mayor, es exceso de grasa por kilo de músculo magro

Mis datos:

  • Peso muscular medio mujeres(18-50 años)=25,98 kg(40.46%)
  • IAM medio Mujeres: 0.69
  • Valoración:Aceptable
  • Peso muscular medio hombres(18-50 años)=34,35 kilos(43.55%)
  • IAM medio Hombres: 0.45
  • Valoración:Bueno

Conclusión

A juzgar  por mis datos, estamos ante una sociedad desmusculada, con pocos kilos de músculo por cada kilo de hueso, y con mucha grasa por cada kg de musculo.

Consecuencias

Sabemos que el IMC no es un buen predictor de la obesidad ni del RCV, otros valores como el % grasa , IAM y ICC son y  están más correlacionados con el estado nutricional de las personas. Sobre todo, el porcentaje de grasa corporal es un factor de riesgo metabólico-cardiovascular en mujeres y se asociándo de forma significativa con el nivel de glucosa y plasma en ayuna y la presión arterial sistólica y diastólica.

Un excesivo componente de grasa corporal se relaciona con problemas cardiovasculares tales como arteriosclerosis, hipertensión arterial, diabetes, dislipidemia, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y osteoartritis. En este sen- tido, resulta esencial que los profesionales de la salud (tanto enfermeros como médicos) se formen y actualicen en el manejo y aplicación de este tipo de técnicas. De su ade- cuado manejo y aplicación sistemática entre la población de riesgo depende en cierta medida la detección y diagnós- tico temprano de trastornos tan graves como la obesidad y sus consecuencias en salud, especialmente entre los más jóvenes.

METACONCLUSIÓN

Estamos flojos y gordos.

¿Por qué? Lo dije en la introducción, creo que la ausencia de una especie superior que atente contra nuestras vidas, nos ha “aburrido” y nos hemos inventado una versión del humano que si lo hace, que se suicida lentamente con sus hábitos dañinos. Por eso nos destruimos, por eso destruimos a los otros, por eso destruimos a la Tierra y a la Naturaleza.

Solución: Existe una pequeña luz en el túnel que pasa por dos claves.

Clave 1: Pasar un poco de estrés. Pasar hambre, pasar sed, pasar fío, pasar calor, pasar cansancio, esforzarnos hasta que falte el aliento, empujar hasta la fatiga, caernos, hacernos pequeñas heridas, tocar la suciedad, no planificar el día de mañana, debemos de estresar en pequeñas dosis nuestro cuerpo y nuestra mente, para que en cierta forma nos sintamos amenazados, sintamos estrés, sintamos tensión, deseemos movernos y dejemos de desear suicidarnos , matar al prójimo y destruir a la Tierra.

Clave 2: Contactar con la Naturaleza. Caminar descalzos sobre la arena y sobre la hierba, mojarte en el mar y bajo la lluvia, subir una montaña hasta ver las nubes desde arriba, respirar aire puro, y tomar el sol. Solo así sentiremos que estamos vivos, y dejaremos de sentir ganas de comer, beber y fumar química.

Y ahora que lo sabes…¿ quién eres? De los que quieren destruir, matar y morir o de los que desean cuidar, reconstruir y vivir.

Tú decides.

Yo lo tengo claro.

Tú despierta.

Yo te grito.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueve + 14 =