¿Quieres vivir más de 100 años? Pues #behuman

The Belief Momentum: una mariposa no puede ver sus alas, pero sabe que puede volar.
enero 16, 2019

“I don’t wanna live forever”…dice en las canción que no quiere vivir para siempre, y es verdad, nadie quiere vivir realmente para siempre. No habría plan. No estaríamos preparados para ver pasar a todos los que amamos. Pero sí queremos vivir plenos y sanos el mayor tiempo posible. Tú también. 

La cuestión es: ¿somos coherentes con este deseo?

He visto muchas personas fumar como fábricas y comer como plantas de reciclaje durante 30 años y tras detectarles un tumor galopante, luchar como espartanos, aquí y allá, buscando el milagro en cualquier parte del mundo, a cualquier precio emocional y monetario, arrastrando la ilusión propia y familiar de una forma devastadora y siempre me he preguntado… 

-¿Ahora?

-¿Por qué no antes?

-¿No sería mas coherente entregarte con dignidad y sin egoísmo?

Bueno ahí lo dejo, pues quería profundizar en temas de mayor aplicación como son estrategias sencillas para vivir más de 100 años como un chaval/a.

Como dije en el anterior post “partimos de la base que los cambios  y la salud tienen un componente mental más potente que el clásico binomio físico y alimenticio. Pero existen otros factores que tiene mucha relación y correlación con el peso, la salud, con la vitalidad y sobre todo con la longevidad. 

 

Esta foto fue tomada el 2 de agosto de 2016, el monje Indio Swami Sivananda, tenia 120 años

¿Quieres vivir para siempre ? Lee esto.

Sin confundir términos como la edad potencial de muerte y la esperanza de vida, tenemos claro que si hablamos de longevidad, nos referimos no a vivir 100 años con 12 pastillas y demente, sino a morir mayor, muy mayor, pero joven mental, espiritual y físicamente. Actualmente acaba de morir el humano más longevo a los 119 años, y el siguiente tiene 115. 

En el mundo se conocen las Blue Zones, o zonas azules son lugares en el mundo donde las personas son más longevas, superando los 100 años de edad. El término apareció por primera vez en el artículo de portada de la revista National Geographic en noviembre de 2005 “Los secretos de una larga vida” por Dan Buettner. Las cinco regiones identificadas y discutidas por Buettner en el libro son:

 

1.Cerdeña, Italia.

2.La isla de Okinawa, Japón.

3.Loma Linda, California.

4.Península de Nicoya, Costa Rica.

5.Icaria, Grecia.

 

 

 

Sus clásicas características conocidas son:

  • Actividad física moderada y regular.
  • Un sentido de propósito en la vida.
  • Bajos niveles de estrés
  • Ingesta alimenticia moderados.
  • Calidad de los alimentos.
  • Consumo moderado de alcohol, especialmente vino.
  • Compromiso con la espiritualidad o la religión.
  • Compromiso con la vida familiar.
  • Alguna forma de anclaje social.

De estos estudio de las zonas azules, podemos entender la relación entre 3 fechas importantes en tu vida:

Tu esperanza de vida: lo que vas a vivir.

Tu esperanza de vida sana: los años sanos que vas a vivir dentro de los años que vas a vivir.

Tu esperanza de vida potencial: lo que podrías haber vivido.

Estas son las mías:

Puedes sacar las tuyas en este enlace:

Pero las características más correladas con esta longevidad sana, sobretodo remarca 5 aspectos:

  1. Ausencia de tabaco.
  2. Constante contacto familiar, afectivo, social.
  3. Ingesta frecuente de plantas salvajes.
  4. Ingesta frecuente de legumbres.
  5. Actividad física moderada constante.

La edad biológica de un individuo se puede medir por la longitud de los telómeros que son los extremos de los cromosomas formados por ADN no codificante. Hoy sabemos que podemos disminuir nuestras edad biológica con la infiltración de células madres de tejido graso u óseo, lo cual añade longitud a los telómeros y “rejuvenecemos”, pero son tratamientos caros y con mucha parafernalia, nosotros podemos estimular la producción de células madres de forma endógena a través de prácticas alimenticias y hábitos dentro de nuestro estilo de vida.

Por ejemplo con la alimentación: cada vez que ingerimos una o otra opción alimenticia decidimos si en ese mordisco, estamos añadiendo o quitando días a nuestra vida. Hoy podemos decir que se ha probado de determinados alimentos el efecto estimulador en la producción de más células madre: arándanos, el alga clorella, el calostro o primera leche materna, aloe vera, el estracto del coffeeberry o cafébaya, entre otros. Es decir: ingerirlos con frecuencia, estimula la producción de células madre. Entiendo que entiendes que no es que comas un puñado de arándanos y ya puedes trabajar en un parking en la planta -2 y vas a vivir 100 años, pero ayudan.

¿Podemos decir que comer estos alimentos, estimula nuestra longevidad? Sí.

Por otro lado sabemos de los efectos que las pequeñas dosis de stress tienen sobre la producción de células madre y el aumento en nuestra resiliencia, entendemos que “poco” no hace efecto y “mucho” nos hace daño, es decir,  sustancias, acciones…que son malos para ti en grandes cantidades, como el frío, los patógenos, el calor, el estrés, la sed, la soledad, el miedo…son buenos en pequeñas dosis. Estas dosis horméticas nos fortalecen y nos ayudan. La clave esta en que sean suavemente inconfortables.

¿Podemos decir que recibir dosis horméticas de temperatura, de soledad, de miedo, de suciedad, estimulan nuestra longevidad? Sí.

Si tomas el sol dos horas, te quemas y dañas tu piel, pero exponerte 20 minutos al sol, estimula la producción de vit D, y disminuye los níveles de cortisol patológicos. La hormesis llega hasta tal punto que hoy sabemos que existen zonas de Chernobil, donde aun existe radiación nuclear y en las que los roedores han aumentado su longevidad. Esto no quiere decir que haya que buscar radiación, sino indica lo resistentes que podemos ser ante pequeñas dosis de estrés.

Se relaciona este término de estrés hormético con un nuevo concepto que está siendo corriente mundial: “biohacking, que viene a ser una especie de test personal en materia de estresores corporales. Consiste en probar en nuestras propias carnes todos aquellos procesos, tecnológicos basados en sabiduría ancentral que se les suponga un efecto saludable en nuestro cuerpo: sería un “hazlo tú mismo y en ti mismo y cuenta los efectos”. Dentro de los biohacking más sofisticados está la monitorización de la glicemia en sangre a través de un chip dérmico que envía una señal cada 6 minutos a una app con tu nivel de glucosa en sangre, los chalecos de crioterapia para la activación de grasa blanca en determinadas zonas o  la infiltración de células madre en articulaciones. Las opciones menos sofisticadas son por ejemplo las exposiciones al frío, al calor y al contraste entre ambos. En concreto, si bañarnos 1 hora en un agua fría, nos puede generar una hipotermia y morir, por otro lado son tremendos los efectos positivos que tomar una ducha fría por 5 minutos tiene en nuestra respuesta energética, en la producción de “Heat Shock Proteins”, en la regulación del tiroides y su efecto sobre el control de temperatura corporal, incluso en la inducción del sueño profundo.

Pero…¿dónde y cómo se organiza este rejuvenecimiento y esta resistencia al desgaste del físico humano?Todo recae en las proteínas de choque térmico (HSP, del inglés Heat Shock Proteins), que son un conjunto de proteínas que producen las células cuando se encuentran en un medio ambiente que le provoca cualquier tipo de estrés. Sobre todo situaciones de calor y frío, de ahí su nombre.

La producción de este tipo de proteínas constituye un mecanismo de defensa que permite a la célula adaptarse a condiciones anómalas y aumentar su capacidad de supervivencia. Están relacionadas con la reparación de tejidos muscular y de tejido neuronal, es decir que la estimulación de la producción de HSPs es aplicable tanto en la prevención degenerativa neuronal y muscular, como en el tratamiento de patologías.

¿Podemos decir que exponernos al frio intenso, y al calor intenso, por tiempo controlados, incluso a ambos  en forma de contraste, puede protegernos contra la degeneración neuronal? Sí. 

¿Nos puede ayudar en la reparación de una lesión muscular? . 

¿Nos puede ayudar contra la sarcopenia ante un tratamiento de cáncer? Sí.

También sabemos que la exposición al frío global o local puede transformar las células grasas en grasa metabólicamente activa o grasa parda, e incluso llegar a destruir células grasas resistentes. 

¿Podemos decir que la exposición al frio y el contraste nos puede ayudar a adelgazar?

Las HSPs también estimulan la muerte celular programada de millones de nuestras células o apoptosis, una muerte que no debe de sufrir retrasos, y así ser sustituida con unidades nuevas, y evitar así puedan sufrir de daño celular tóxico como ocurre en muchos tipos de cáncer.

¿Podemos decir que la producción aumentada de HSPs nos protege contra el cáncer y nos ayudan en la respuesta ante el tumor? Sí.

También ayudan a nuestro sistema inmune a saber discernir entre los tipos de respuesta que deben de tener ante un determinado patógeno, y a no responder de manera desmesurada y sistémica ante situaciones más locales.

¿Podemos decir la HSPs nos protege contra el patologías autoinmunes y nos ayudan en la respuesta inmune selectiva y eficiente?.

Parece ser que las HSPs son la bomba, Bien, pero ¿cuál es la aplicación práctica?

Exponte al frío: haz baños de agua fría, en ducha o piscina o mar, de 2-5 minutos 1 o 2 veces al día. Haz saunas de 20-30 minutos y siempre que puedas haz baños de contraste de 3 minutos sauna, 1 minutos agua fría durante 20-30 minutos , o como indica el científico de la NASA Ray Cronise, haz  series de 20 segundos con agua muy fría y 10”  de agua caliente bajo la ducha durante 5 minutos(1o series), dos ves al día y estimula la eliminación de grasa. Recuerda que las dosis pequeñas son las que nos hacen más resistentes, no llegues a la hipotermia ni al golpe de calor, ni a quemarte, de eso no aprendemos nada.


¿Mucha información? Aquí te dejo mi decálogo para vivir más de 100 años como un campeón.

Mi decálogo para la longevidad 

Comer comida nativa no procesada

Mantener un día a día activo

Tener un propósito de vida.

Comer mucho reino vegetal salvaje.

No fumar ni inhalar humo de otros

Coherencia entre estrés y estresor

Contacto con naturaleza

Aire limpio.

Soportar un rol en la famiila o grupo. Ser útil

Hormesis constante.

 

Pd:#behuman y prepárate para vivir más de 100 años joven

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cuatro =